Sistema de evaluación de aprendizajes

a) Evaluación cualitativa

Si se acepta que el aprendizaje surge de los procesos que están entretejidos en la percepción y en el desarrollo de la experiencia, entonces éste es el entorno de la evaluación, lo que pasa con el aprendiz cuando éste está involucrado en un trabajo de aprendizaje, de modo que la evaluación está integrada con la enseñanza. En el curso, el componente procesual del aprendizaje de los estudiantes es evaluado en cada módulo a partir de las participaciones de estos aquéllos, tanto en las fases no presenciales (foros de discusión), como en las presenciales.

En el curso, la evaluación asume un carácter eminentemente formativo y de observación de las dificultades y avances de los estudiantes participantes con el fin de facilitarles la ayuda necesaria en forma oportuna. La evaluación formativa acompaña todo el proceso de aprendizaje y enseñanza reflejados en la tabla siguiente, y se expresa en:

  • Apropiación de ideas y conceptos
  • Capacidad dialogal y crítica
  • Reflexión con base en experiencias propias
  • Maduración de las temáticas
  • Producción de conocimientos
  • Retroalimentación interactiva entre pares (frecuencia de ingreso al sitio, foros, interacción con docente)

b) Evaluación sumativa

La evaluación sumativa permitirá respaldar el proceso de acreditación universitaria y la extensión de los certificados correspondientes al curso. Esta evaluación se expresa en:

Evaluaciones parciales (100%)

  • Participación en foros 30/100
  • Realización de actividades del curso 30/100
  • Producto final 40/100

Evaluación final (100%)

  • Trabajo de grado 100/100

Requisito para la habilitación del trabajo final es la aprobación de todos y cada uno de los módulos con una nota igual o superior a 71.

c) Modalidad de evaluación de la fase virtual

Para la evaluación del curso, en lo que respecta a los momentos virtuales, se establecen como principios la autoevaluación y la heteroevaluación. En cuanto a la autoevaluación, la coordinación académica del curso desplegará de manera continua, para cada módulo, una planilla de evaluación para cada participante de tal manera que dé cuenta de los logros conseguidos por cada módulo. Los parámetros de esta autoevaluación están dados por la naturaleza de cada uno de los módulos en la medida de cómo son útiles para cada participante, incluyendo preguntas como frecuencias de participación en la plataforma, ayuda recibida para la sistematización de experiencias propias, cooperación en el aprendizaje e identificación de logros propios.

Sobre el proceso de heteroevaluación, se espera que cada responsable de módulo proponga un documento en el que se indique qué espera del desarrollo de actividades. Básicamente se espera que los parámetros de evaluación sean similares a los mencionados anteriormente sólo que desde la perspectiva del facilitador del módulo respectivo. Se añaden, en lo que respecta a la frecuencia de participaciones, la calidad de las mismas en virtud del tema del módulo y los argumentos del participante en cuanto a aportes a sus colegas de tal suerte que se refleje un aprendizaje colaborativo.

Asimismo, en el final del módulo, el facilitador espera un trabajo de sistematización final referido al módulo en cuestión que sirva como documento de logros el cual será evaluado en concordancia tanto con la autoevaluación como con la heteroevaluación, y formará parte de la carpeta de cada estudiante. El resultado del proceso estará reflejado en planillas de seguimiento, desde ambas perspectivas, para cada estudiante, por los seis módulos y el trabajo final del curso.

Ambos procesos de evaluación, autoevaluación y heteroevaluación, serán integrados a los rubros destinados para la participación en foros y realización de actividades contemplados en el inciso b) anterior, y de acuerdo a lo establecido en el reglamento, artículo 4, capítulo VII, sobre el proceso de evaluación.

Inicio Arriba